La Hemoglobina Glucosilada

La sangre es el líquido que circula por el corazón, por las arterias, por los capilares y por las venas de los vertebrados. Está compuesta por plasma, en el que se encuentran suspendidos los eritrocitos, los leucocitos y las plaquetas. Este liquido es vital para la supervivencia ya que transporta el oxigeno y los nutrientes a todos los tejidos corporales, y los productos de desecho de los sistemas excretores.
Las células encargadas de transportar el oxigeno en la sangre son los glóbulos rojos maduros o eritrocitos. Estas células tienen un tiempo de vida medio de 120 días, no presentan núcleo, pero poseen una proteína llamada hemoglobina, que les permite transportar el oxigeno en el organismo.
La hemoglobina es una proteína globular, que fija oxigeno en los pulmones y lo transporta a las células. Una molécula de hemoglobina está compuesta por cuatro cadenas polipeptídicas con dos secuencias de aminoácidos diferentes, en los humanos consta de dos cadenas α y dos cadenas β. Cada una de las subunidades de la hemoglobina posee un grupo hemo, el cual es un átomo de hierro en estado de oxidación ferrosa.
En el transcurso de la vida humana se encuentran varios tipos de hemoglobina en el adulto sano, la hemoglobina A del adulto (HbA), hemoglobina A2 (HbA2) y la hemoglobina fetal (HbF), pero la que va a predominar en la vida adulta con un 97% es la hemoglobina A. Este tipo de hemoglobina presenta a su vez tres subtipos, la HbA1a, HbA1b y HbA1c. La más abundante de estos subtipos es la HbA1c, la cual es básicamente una molécula de hemoglobina que, por una reacción de los grupos N terminales (NH2) va a unirse a la glucosa; formando así la HbA1c o hemoglobina glucosilada.
La glucosa es un monosacárido que está presente en los tejidos animales y vegetales, pero es utilizado como en forma de nutriente y “combustible” por los vertebrados. La concentración de la glucosa en la sangre está fuertemente regulada por dos hormonas secretadas en el páncreas llamadas glucagón e insulina, la primera aumentando las concentraciones de glucosa en la sangre, es decir que tiene acción hiperglucemiante; mientras que la segunda disminuye los niveles de glucosa en sangre, por lo que tiene acción hipoglucemiante.
Cuando hay un desequilibrio en los procesos que regulan los niveles de glucosa en la sangre (glucolisis y neoglucogénesis), causada por ejemplo, por un defecto con la insulina, ya sea la ausencia y/o disminución de esta, o la mutación de su gen, ocasionaría un aumento en los niveles de glucosa en la sangre (glicemia). El nivel de glicemia es muy importante para el diagnostico de patologías como la diabetes mellitus, que es sencillamente una patología que se caracteriza por niveles elevados de glucosa en sangre. Cuando esto ocurre, debido al exceso de glucosa en la sangre, se evidencia un número elevado en las concentraciones de hemoglobina glucosilada o HbA1c.
Gracias a que el tiempo de vida de la hemoglobina es de 120 días, se pueden realizar mediciones acerca del porcentaje de HbA1c que ha sido glucosilada en un periodo previo de 4 meses. Esta clase de medición es útil para realizar un seguimiento en un tiempo amplio de la glicemia de un paciente, sin tener las preocupaciones de que presenten las fluctuaciones o variables que pueden influir en los resultados que se observan durante un análisis rutinario de glucosa en sangre. Además de que también permite observar si el tratamiento de un paciente ha sido efectivo. Más no por esto, la medición de la HbA1c suplante a la prueba rutinaria de medición de glucosa, ya que no permite un seguimiento diario de los niveles de glicemia, y por ende no permite realizar ajustes precisos sobre la dosis de insulina o la ingesta de alimentos diarios de un paciente diabético. Por lo que simplemente estas dos pruebas se complementan la una a la otra para poder realizar un mejor y más amplio control de los niveles de glicemia y la efectividad de un tratamiento a un paciente diabético, uniendo diferentes perspectivas sobre la evaluación de un mismo problema de salud.


Link del articulo original:
http://es.scribd.com/doc/55863196/Review-de-HBA1-La-Hemoglobin-A-Glicosilada



Realizado por:

Pablo Antonio Rodríguez Castillo
C.I.: 20.080.922